ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

lunes, 4 de agosto de 2014

SE BUSCA UN LIDER

El asunto político en Venezuela se ha vuelto viral y hay más lamentos que acciones urgentes y necesarias por tomar. El caso de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es un problema crónico en lamentos. La renuncia de los dos principales ejecutivos de la alianza opositora ha erosionado internamente. Al principio hubo una larga cadena de quejas por la mesa de diálogo entre oposición y el régimen, sin los resultados que la plantilla interna de políticos y gente en la calle esperaba.

A la separación de Aveledo como principal representante de la unidad, se despertaron las lamentaciones, pero, antes consideraban desgastado su discurso y acciones. Después de la renuncia, los mismos que lo cuestionaban terminaron ensalzándolo, como si se tratara de una ausencia física, con una cadena de frases, como decir por ejemplo: “es imposible sustituirlo”, dejando claro la evidente falsedad de una mesa dividida y en la que pocas veces hubo unidad. La farsa permite demostrar que cada ejemplar, como en carrera equina, luchan por llegar al poder y en la pista se vale todo, incluso serruchar las patas al caballo, en este caso a la mesa.

El renunciante es un reconocido, capacitado y eficiente político moderado, pero en las circunstancias actuales, con un país definitivamente quebrado, no resultó suficiente, al decir de sus allegados y contrarios. Al nuevo líder de la MUD le corresponde ahora ser arriesgado en la toma de decisiones, frente a un monstruo de mil cabezas que no se ha detenido en despojar, desgarrar las entrañas de Venezuela y regalarle todo lo que posee a los extranjeros.

Para rescatar a Venezuela se requiere de un político que deje a un lado el empeño de sentarse con el adversario, cuando éste no responde al diálogo sino a la ofensiva. El problema planteado en este momento es el de la oposición política y el pueblo andando al garete. También tenemos de inmediato en la truculenta agenda nacional, el aumento de la gasolina con las consecuencias económicas generales a sobrevenir, sino se toman paliativos para frenar la onda inflacionaria y un posible descontrol como nunca se ha vivido en Venezuela.

Tenemos un país sin rumbo y es necesaria una oposición fortalecida, mostrando, sin caritas pintadas, al régimen de improvisados, donde está realmente el poder y la solución del gigantesco drama nacional. “El buen juez por su casa empieza”. Mientras tanto hay cantidad de problemas en los hombros de cada venezolano, impuesto por el régimen, y cada vez se hace más pesado. Resulta una soberana idiotez que la oposición mantenga una crisis por el retiro de dos de sus integrantes. Es el momento de ubicar a un líder con elecciones primarias.

@susanamorffe  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario