ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

lunes, 24 de noviembre de 2014

DESDE LA TARIMA

La vida en Venezuela se va llevando a punta de trancazos, imposiciones y rebatiñas al estilo de cualquier circo callejero para ganar dinero fácil y exponer lo poco que le queda al país, como un documental barato de muy baja producción. Desde Caracas, pasando por los distintos estados hasta llegar a la región insular, desluce el panorama con las colas para adquirir lo que sea, desde un desodorante hasta el papel toalet y la cotidiana compradera de lo que se encuentre para engañar el estómago.

En el performance criollo y balurdo puesto en escena por el régimen, su productor se muestra como un saltimbanqui, realizando proezas para hacer las navidades menos tristonas, o algo felices, de manera que el ciudadano común no vea con facilidad el desastroso mamotreto montado en las tablas, para finalizar el año arrastrados por el titiritero mayor.

Primero le dio un bajonazo al precio de las muñequitas Barbies, la muñeca ‘antiBarbie’ que tiene acné, celulitis y lunares, esa no, porque ya está prevista para el comienzo de las tradicionales compras navideñas en Estados Unidos. Luego se metió con el precio justo a todo artículo que estuviera o no en la cesta superbásica, sin incluir alcaparras, aceitunas, pasas y demás ingredientes para elaborar hallacas.

En el intento de ser gracioso y bonachón se va pareciendo al perro cuando escarba la tierra buscando un hueso, claro, lo hace para encontrar algo más que ofrecer. Nuevo precio para la gasolina pasó por su sombrero mágico. Ay Dios! Que hago, que hago, que más invento para que no se voltee la tortilla. En el relajo se les ocurrió eliminar el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, porque total, en el país todo está investigado y descubierto.

Horas antes de que cesaran los poderes para legislar, otorgados por la Asamblea Nacional hace un año, impulsa una reforma tributaria. Más impuestos sobre artículos de lujo, el alcohol (próximo año) y tabaco, para aumentar la recaudación de una supuesta inversión social. El Puerto Libre aguantado con respiración artificial, expropian construcciones turísticas y los que tienen familia adentro y fuera de la isla de Margarita quedan varados por falta de boletos aéreos y marítimos, por un farsante auge del turismo.

Un individuo no puede ser gobernante cuando ignora su real y soberano compromiso con sus gobernados, traducido en bienestar en todas las áreas de la vida y eso no ha sido posible en ningún estado del país. Venezuela arde, pero no entre aplausos y risas, sino en un sofocante ambiente de tensión, enmarcado en una sonora protesta de los expulsados del PSUV y cada pueblo reclamando en tarima el pago de esta frustrante actuación de circo callejero. No quieren patria, sino retorno de la democracia y que le pidan perdón al pueblo.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario