ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

lunes, 8 de diciembre de 2014

LA GOTA NEGRA

Con el tiempo se ha demostrado que los signados por el dramatismo durante su existencia en este mundo, hagan lo que hagan, su destino o vida se marca por malas o buenas decisiones, como una pauta dirigida para todos los seres vivos, países, comunidades y lo que se mueva solo o por la fuerza humana.

En Venezuela vivimos, hace años atrás, ciertos episodios protagonizados por los responsables del drama económico en el país, movidos por pasiones y errores, sin importarles un comino, la mayoría de las veces, el costo de sus decisiones. El tan acariciado y mal usado recurso natural no renovable de Venezuela, como el petróleo, está respondiendo a los llamados que hicieron algunos sabios criollos como Arturo Uslar Pietri sobre sembrar el petróleo. Eventualmente, nadie le hizo caso y hoy se desploma.
El preciado oro negro ha comenzado a cobrar todo lo que se decidió durante décadas. Es algo que se mueve y ha movido los intereses personales, no así de la colectividad en su justa medida, el “pasteloso” recurso está dejando a los “maestros del petrocidio”, sin asideros para detener la estrepitosa caída de los precios y por ende el sostenimiento de la economía dependiente. A ello se suma el monstruoso aumento del dólar, como si entre ambos existiera un complot para aniquilar el resto del país.

La amenaza, según los expertos, está latente y todo parece indicar que no habrá acuerdo entre los países integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleos (OPEP) para reducir la producción de petróleo y generar un aumento en el precio del barril. El tapón aumentaría más la crisis en Venezuela y se caería en otro dramático problema social, debido a las consecuencias del bajo precio en el mercado internacional, siendo la nación venezolana importadora de todos los rubros para subsistir.

Con todos estos ingredientes, queda claro que los motores del “auge”, están signados por la desgracia, el error y la derrota, hasta por una gota negra energética que convierte a Pedevesa vulnerable, incapaz de detener su estrepitosa caída, como ya vimos suceder la de otros anteriores. Lamentable, pero ese es el precio de la oferta y la demanda, como también de la causa y el efecto. Estamos a tiempo para ver y tener un futuro. Es el momento de dejar de ser peones manipulados como en juego de ajedrez.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario