ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

lunes, 26 de enero de 2015

CADA VEZ MÁS CERCA

Una información emanada de la cadena CNN refirió recientemente que el emblemático “Reloj del Juicio Final” se ha adelantado dos minutos, esto indica que "la probabilidad de una catástrofe mundial es muy alta", dijo Kennette Benedict, directora ejecutiva del Boletín, fundado por ex físicos del Proyecto Manhattan después del bombardeo atómico de Japón. El “Reloj del Juicio Final” es un indicador universalmente reconocido de la vulnerabilidad del mundo a la catástrofe de las armas nucleares, el cambio climático y otras amenazas globales emergentes.

Partiendo de esta dramática advertencia, con base científica, se podría inferir que estamos muy cerca de una tragedia ya que hay 16.300 armas nucleares en el mundo, muchas en estado de alerta, capaces de ser lanzadas en menos de 15 minutos, refiere la información. Venezuela ha sido capaz de sumarse a la contaminación bélica durante 15 años, los cuales por analogía presagian que el actual régimen pudiera desaparecer en 15 minutos, horas o segundos, sino cesa la compra excesiva de armamento militar a Rusia, como lo propone algún político opositor.

El asunto es tan grave que debido al arsenal nuclear, EEUU tiene un plan actual previsto en gasto de 355.000 millones de dólares en los próximos 10 años y un billón de dólares en los próximos 30 años, tal como lo hace Venezuela gastando el dinero de los contribuyentes en armamento, lo cual aumenta, según los científicos, el calentamiento implacable de nuestro planeta.

La información de los expertos agrega que las consecuencias de estas conductas son altamente perjudiciales para la vida humana, traducidos en “agravamiento del cambio climático, afectando negativamente a la salud pública, desde los trastornos relacionados con el calor, el empeoramiento de los problemas respiratorios como las alergias y el asma, más enfermedades infecciosas, la pérdida de cosechas por sequías o inundaciones que tienen como consecuencia la desnutrición, hasta las alteraciones de salud mental, tales como el trastorno de estrés postraumático y la depresión”.

Las generaciones futuras están frente a una crisis crucial, por malas políticas algunas predecibles y esperadas, otras son completas sorpresas. Venezuela se suma al récord único establecido de empeorar las condiciones de vida de sus ciudadanos matándolos lentamente, con las armas rusas, el hambre socialista y las colas cubanas. Los anuncios marcarán algo inesperado. Tic, tac, tic tac, falta poco para un juicio final.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario