ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

martes, 24 de marzo de 2015

LA BURGUESÍA DEL DOLAR

Hoy me ocupo de la engorrosa materia económica que sin lugar a dudas, es de fácil manejo para los técnicos del sector y ellos nos ubican en el mejor entendimiento de lo que ocurre en Venezuela y hasta en nuestras finanzas personales, ya que nos atañe y afecta en gran medida. De tal manera que al hacer una abstracción del país, visto como una empresa, nos encontramos con ejemplos que saltan a la vista para personas con sentido común, cuatro dedos de frente e incluso medianamente sensatas. El país es como una empresa, donde se debe respetar la trayectoria, experiencia y sindéresis de sus ciudadanos para escoger a los mejores talentos y ubicarlos en tareas propias a su crecimiento profesional.
Qué asunto tan frustrante es estar dirigido por un “pichón” en materias que son de absoluto manejo de especialistas. Existe una verdad incuestionable y es que los advenedizos, por llamar de alguna manera a los que se muestran como “sabiondos”, son los que tienen el país en estado de coma, tanto en los estratos bajos como en los superiores. Válido para el seudoeconomista, seudopolítico y farsantes de a pie.
El nuevo parapeto creado por el régimen Simadi, no puede ser sistema marginal de divisas, no ha resultado tan marginal, ahora es un Sistema Monumental de Divisas ubicado en 190 y un dolar paralelo en 253 bolívares al momento de escribir estas reflexiones. Tenemos escasez de divisas y esa escasez se eleva a 120% de inflación. Por si fuera poco, la canasta alimentaria se ubica en 33.759 bolívares en la actualidad. Todo esto supone un recorte de gastos que tendría el estado y en las finanzas personales supone amarrarse el cinturón. Los sueldos que resultaron atractivos en su momento, pasan a convertirse en los del socialismo para un pueblo vulnerable cargado de miseria, pero ostentación para los que están en el poder corrupto que vive del dolar. Es así, asquerosamente simple.
Mientras, países como India y China, con extensa densidad poblacional, según Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) tendrán el crecimiento más rápido del mundo para los próximos años, Venezuela se encuentra con una acelerada inflación que superará este año cualquier pronóstico conservador. Lagarde describe a la India como una "luz brillante" en el panorama del crecimiento económico mundial. Lagarde le atribuyó el dinamismo de la India a "las recientes reformas políticas y a las mejoras en la confianza empresarial", lo cual le dio un "estímulo" a la economía.
El dolar en Venezuela continúa moviéndose como en un sistema de burguesía, todo para arriba, nada para abajo y deja a un grueso número de la población sin “fuerza” para sobrevivir. Las misiones creadas son otros parapetos y solo han servido para sustentar al régimen. Tampoco se toman previsiones para cuando el petróleo desaparezca, siendo el motor de la economía venezolana. Así traemos otro ejemplo con el gobierno de Arabia Saudita, el cual ha creado una “Ciudad Económica” para garantizar el futuro del reino una vez el petróleo se acabe. “Su futuro depende de balancear los complejos requerimientos de transporte, sistema de salud y educación para una ciudad planeada para que allí vivan en el futuro dos millones de personas” que se han ido del país a prepararse en universidades. La megaciudad involucra al sector privado en el desarrollo económico del país, dejando atrás las rivalidades tribales y regionales para crear una economía moderna y pujante.
En contraste, desde bien temprano en Venezuela salen mujeres y hombres a “asaltar” los supermercados en busca de alimentos para el núcleo familiar, especie de ladrones con hambre, no porque roban, sino por el modus operandi, arrasan con lo que encuentran. Más allá, un necio supone una vía de control para acabar con el contrabando y los de más acá, consideran que el meollo está por malas políticas económicas y falta de incentivos a la producción nacional. Es decir, no existe el estímulo a la actividad empresarial. Si el país sigue acostumbrado a la pobreza no habrá razonamiento posible para sacarnos del caos en la Venezuela asociada a la corrupción, crimen y narcotráfico.
A las anteriores se suma el ingrediente de políticos incipientes, que no terminan de involucrar al pueblo en las decisiones que atañen con personas de su total y absoluta escogencia. No se trata de apuntar si estamos en dictadura o democracia, es que el asunto está reflejado en nuestra Constitución. Con el dedo apuntador la costumbre se hace ley y la misma se corrompe con la costumbre.

@susanamorffe





No hay comentarios.:

Publicar un comentario