ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

viernes, 20 de marzo de 2015

POLITICA SIN MORAL

La política es como un cofre en el que está guardado un tesoro permanente donde son más los que llegan que los que salen, para condicionar el apoyo de los ciudadanos a los proyectos políticos con intereses de grupos.
Las elecciones primarias de opositores al parlamento nacional se han constituido a dedazos. La moralidad no es lo que cuenta entre los partidos políticos para ocupar curules en la nueva Asamblea Nacional, con una campaña que iniciará el 31 de marzo hasta el 14 de mayo. Los ciudadanos no participaron en la escogencia de los 126 candidatos inscritos, menos tres por Iniciativa Propia, uno de ellos el periodista y ex parlamentario Pastor Heydra Rojas.
El colega Heydra Rojas nos hizo llegar una comunicación abierta de su puño y firma, enviada a la Dirección Nacional del Partido Copei, mediante la cual expone, una vez más, el caso DAGER-JATAR-LAMALETTO. En la misiva Heydra recuerda que en marzo de 1991, siendo Diputado hizo la denuncia de un hecho de extorsión en el que estaban presuntamente implicados el Presidente de la Comisión de Contraloría de la Cámara de Diputados Douglas Dager, y su asesor jurídico Braulio Jatar Alonso. Lo cierto es que en el sonado caso, hubo sentencias, escapes, indultos, resoluciones internacionales, o sea, el propio escándalo. Ahora Heydra no entiende cómo la dirigencia copeyana respaldó, hace pocos días, a Jatar Alonso en su postulación oficial como diputado a la nueva Asamblea.
Para un ex parlamentario como Pastor Heydra, luchador comprobado, y muy curtido en las esferas políticas, no debe resultar extraña esta componenda. Por cierto que el fallecido maestro José Ignacio Cabrujas, se refirió al caso Dager-Jatar-Lamaletto, en aquella época y con su aguda escritura detalló en su libro “El país según Cabrujas” cada uno de los pasos que se dieron en el proceso y la historia final del mismo que ahora recrudece en el tiempo, por lo que se recomienda la lectura del texto.
Ciertamente, la moral no es lo que se impone en el país. Hemos visto cómo se utilizan individualidades para llegar al solio. Al parecer la lucha es contra el enemigo con todos, sin importar credenciales y estatura moral. Siendo así las cosas, corresponde preguntar: ¿Oposición constructiva o destructiva?
Asimismo, están repitiendo para la Asamblea Nacional figuras que han sido cuestionadas por sus permanentes inasistencias al parlamento, por su pobre actuación en cuanto a beneficiar a sus regiones, pero respaldadas por maquinarias de partidos y cogollos como en épocas remotas, lo que obliga pensar que seguirán las focas aplaudiendo, jugando posiciones en nombre de la Patria para cuadrar negocios, mientras el país caerá lentamente al precipicio. La moral, no cuenta.

@susanamorffe


No hay comentarios.:

Publicar un comentario