ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 11 de abril de 2015

VENEZUELA FUSTIGADA, CUBA ACTIVA

“Cuando la vida es un martirio, viajar es un deber”

Ha sido posible que el presidente norteamericano Barack Obama, finalmente tomara en cuenta los 50 años de cautiverio que vivieron los cubanos en una revolución absurda con claras referencias de aniquilar el capitalismo en la isla tropical, transformada en miseria, desolación y esclavitud, pero les ratificó que la inversión económica es el medio de producción más idóneo para progresar y desarrollar a los pueblos.
También quedó claro que Mr. Obama no da un paso sin antes haber analizado los beneficios para la nación más poderosa del mundo. Su espíritu “altruista”, el de Obama, no se podría ubicar en el plan de la misericordia y la caridad, sino que va inscrito en intereses propios. Así lo afirmó Ben Rhodes, asesor de estrategia en comunicaciones de la Casa Blanca, "Estados Unidos no está aquí para derrocar los gobiernos de América Latina, estamos en el negocio de la cooperación". Es lógico que una nación quiera lo mejor para sus coterráneos, por aquello de no repetir un error grave que suelen aplicar los gobiernos facticos: claridad para la calle y oscuridad para la casa. Barack Obama definió la sociedad civil como «catalizadora del cambio» y pidió a los países de Latinoamérica que «no tengan miedo a los ciudadanos activos, sino que los empoderen».
En Venezuela se aplica otra manera de ganar beneficios, uno de ellos es el menos estudiado porque dice mucho de la preparación y enfoque de los que rigen a la nación, se trata de cometer errores tras errores y en una suerte de pirámide, poco a poco desmembrar el país, tal como un licuado de raíces tóxicas que contamina y aniquila las arterias comunicantes del país. Visto así, tenemos que decir que la Ley del embudo es lo único que prospera en Venezuela. Migajas pa´ti y full “lechuga verde” para funcionarios, familiares y adictivos al régimen.
En el fragor de una cumbre que terminó como se esperaba, con las declaraciones propias de cada país participante, lo relevante fue el histórico y estrecho apretón de mano que se dieron Barack Obama y Raúl Castro a la vista del mundo para sellar sus negocios. En adelante veremos, no con ojos de incredulidad, la supuesta y floreciente actividad comercial en Cuba, y quizás un poco más allá, al quedar eliminados de la lista de apoyo a los terroristas, solicitada por La Habana. Raúl no come cuentos y Fidel en proceso de extinción, no va a frenar la apertura tan ansiada en el fondo del corazón del pueblo cubano y del capitalizado bolsillo del estratega en corrupción más desvergonzado que ha parido el planeta. Es posible que la historia registre a otros bichitos chuleadores, pero como éste no hay otro.
Venezuela en el concierto latinoamericano con sus reclamos y peticiones infructuosos para exigir la derogatoria del “decreto Obama”, quedó “raspada” en materias como la inversión, la paz, libertad y abanderada en pobreza, ignorancia, adoctrinamiento, desigualdad y corrupción. Mientras las noticias se desarrollaban en Panamá, con los bien ganados cacerolazos para el mandatario venezolano, antes y durante su discurso, en el país de la hambruna aplicaron un soberano recorte al cupo de divisas para viajes al exterior de los venezolanos. Clara demostración de desigualdad y de que el país llegó a la bancarrota nacional por lo cual urge un cambio de timón como única esperanza entre políticos y ciudadanos, con el pase de facturas de votos en elecciones parlamentarias y un futuro referéndum.
Estamos claros que le han secuestrado los dólares al pueblo, hay una boloña para el régimen que aún intenta saquear lo que queda, robándoles a los ciudadanos su derecho a obtener divisas en la cantidad necesaria, si existiera el principio de igualdad y equidad ¿Qué queda por hacer? La inflación seguirá al galope, el tipo de cambio seguirá causando risa para el régimen y producirá dolor a los pocos que pueden acceder a la divisa norteamericana y al mismo tiempo quedar varados en el camino, porque no alcanza “la lechuga” en andanzas por los cielos, si se ofrece la oportunidad de hacer negocios en el exterior; además, el próximo aumento del precio de la gasolina está a las puertas.
Venezuela no está aislada, pero sí quedó fustigada en la Cumbre de Las Américas por sus operaciones con el narcotráfico, lavado de dinero y persecución. Hay asuntos que no se pueden ocultar y razón tiene el presidente Obama de no doblegar sus sanciones hacia Venezuela. Es urgente revitalizar nuevas formas de vida en Venezuela, con respeto y seguridad. Vamos por ella o nos quedamos pobres.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario