ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 13 de junio de 2015

DETENGAN EL SUICIDIO ECONOMICO


El régimen parasitario mantiene acorralado a todos los que no aceptamos sus erróneas políticas para conducir el país, por lo cual profesionales han emigrado, empresarios han quebrado y alguno de ellos, afortunados, ha remontado vuelo hacia otras latitudes donde se respeta el estado de derecho y la libre empresa. Los que nos hemos quedado en el país lo hacemos por valentía, por una causa común, y no es otra que la de salvar a Venezuela de la amenaza gubernamental y para ello se requiere de un cambio estructural y mental con personas inteligentes y capaces de dar todo por el país que nos ha dado tanto. La primera ofensiva será erradicar el odio sembrado entre todos, un trabajo muy difícil pero servirá para reconstruir y lograr la victoria. Comenzar abrir el corazón y soltar los resentimientos.

¿Cuáles son los dramáticos problemas venezolanos?

- La inseguridad reinante en el país es un eslabón que se ha intensificado en la Isla de Margarita con muertes de taxistas, el gremio obligado por la incapacidad del gobierno regional paralizaron a la isla como medida de presión, sin que hasta los momentos se indique la solución definitiva a la grave situación que ha desmejorado sensiblemente la vida de los neoespartanos y la actividad comercial. Los responsables del gobierno regional voltean la vista y no es menos cierto que todos los margariteños reconocen que la solución la tienen los altos funcionarios en la punta de la nariz con una poda interna en los cuerpos policiales. En el fondo, hay pobreza y genera diversas crisis colectiva.

- Los servicios en Venezuela se encuentran en absoluto deterioro, ejemplo como la luz eléctrica, el agua, el transporte, las comunicaciones, vivienda, la prensa aniquilada o cualquier documento de simple gestión resulta una odisea para que los usuarios puedan obtener la mejor atención, contando que cada venezolano paga por esos servicios. Las cable operadoras, no son de óptima calidad, también han sido perjudicadas por la inflación y cada cierto tiempo aumentan sus tarifas, por lo que se hace cada vez más difícil mantener su servicio. Hace un año el cliente pagaba la mensualidad a razón de 149 bolívares, actualmente el pago asciende a 800 bolívares y con pronósticos de seguir aumentando. Reclamar y hacer ajustes es necesario y es un derecho.

- El dolor de cabeza para los padres de los escolares y estudiantes de educación media se presenta en los próximos meses con la compra de uniformes y textos escolares. Nos referimos a los pocos jóvenes que estudian, el resto anda armado. La inflación no se detiene y una madre soltera neoespartana, así como el resto de las venezolanas, deben hacer proezas para adquirir una franela a 1.500 bolívares y un pantalón en 1.800 bolívares, sin incluir zapatos, medias y otros. El régimen anuncia que soltará las divisas para los textos escolares, pero no asoma ni la mínima consideración para abaratar los textos escolares o subvencionar el rubro que de hecho aumenta la carestía de vida familiar con un precario salario mínimo. Seguir arrodillados aumenta la frustración.

- Mientras la MUD, los Castros y el régimen viven de la abundancia del reino, el pueblo en general sufre las mezquindades de los políticos en el poder, ofreciendo migajas, sembrando ignorancia y pobreza para expandir un sistema que se está triturando por sí mismo. El desempleo, la escasez de alimentos, productos para limpieza personal y domésticos, así como los pésimos servicios de salud colocan a Venezuela entre los países con altos índices de pobreza. La solución del régimen ha sido comprar un premio internacional para mostrar al mundo una monumental mentira. Debemos exigir un cambio para mostrar nuestras verdaderas debilidades y potenciar las fortalezas.

- Los derechos humanos supone una tragedia vivencial en el país con persecuciones, violaciones de todo tipo y encarcelamiento para los que disienten del “proceso socio-comunista”. Por cierto, desestimar la visita de Don Felipe González, no es propio del agradecimiento que identifica a los venezolanos, pero lejos de los obstáculos y autoritarismo del régimen para cumplir con su misión, muchos esperaban que dejara algo tangible para salir de la crisis. Insistir en el diálogo así como lo expresó Don Felipe en su corta estadía en Venezuela, fue tiempo atrás un intento fallido y ahora requiere deponer intereses individuales. Habrá un segundo retorno del visitante y los decepcionados esperan que sea más productivo. Puntualizar si salió o no del país de manera sospechosa, es irrelevante, a fin de cuenta la visita fue de acción diplomática sin beneficios ¿Siguen creyendo que la crisis se va a solucionar desde afuera?

Los venezolanos sentimos la necesidad de quejarnos ante la pésima conducción del país. Igualmente tenemos el poder para castigar, actuar, participar, a generar un cambio con voz y voto porque los venezolanos queremos líderes que sean más humanos, comprometidos con la sociedad y capaces de detener este suicidio económico colectivo del régimen. No debemos permitir más humillación.

@susanamorffe

Agradecimiento a cada uno de los seguidores de este blog y otros que aumentaron las visitas por el apoyo financiero a todos los trabajos que he publicado para las redes sociales, cuya idea fue creada hace cuatro años atrás con un blog anterior www.desdelaisla.hazblog.com, donde permanecen los primeros trabajos que escribí y hoy continúan con la nueva entrada www.susanamorffe.blogspot.com. Los primeros, escritos a diario y posteriormente semanales. En este tiempo de crisis anárquica, despiadada, inhumana y criminal, muchas gracias por tomarse el tiempo de leer, reflexionar y valorar. Lo que se lleva en el corazón no se pierde y los amigos personales y virtuales forman parte de ese tesoro. Es un valor. Seguiré aportando y ajustando mis conocimientos hasta que Dios ordene algo distinto.

Salmos 91:11
Pues a sus ángeles mandará cerca de ti,
que te guarden en todos tus caminos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario