ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 18 de julio de 2015

DEL VERBO INHABILITAR

“Se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no dejan vivir” Fernando Savater

Hoy se habla de terrorismo de estado, doméstico, político, criminal, diplomático, fronterizo y el más vulnerable de todos actualmente es el terrorismo alimenticio. Cuando enfrentamos en el mundo y particularmente en Venezuela todos estos fenómenos sociales, derivados del modo que cada quien quiere manejar situaciones críticas y no críticas, estamos frente a una inhabilitación. Así se podría entender debido a que todos los mayúsculos problemas que llenan las páginas de los periódicos en este siglo, son producto del empeño en manejar a otros como les venga en gana, incluida la vida de las personas.
Ante la fragilidad de los que no ostentan el poder, otros asoman la estrategia de inhabilitar a los más indefensos para humillarlos y exponerlos al desprecio público. Como consecuencia de las inhabilitaciones crece el terrorismo. Ejemplos en este sentido de los problemas mundiales los tenemos en Siria con una guerra que ha exterminado a una porción de seres humanos, las balas, misiles y atrocidades, crecen como palomitas de maíz. En Venezuela el exterminio viene dado por la inhabilitación del sistema para enfrentar el hampa, no es capaz el régimen de actuar con poder para controlar tantas muertes como si se tratara de la guerra en Siria.
Tan evidente es la inhabilitación del sistema que procura desenterrar una inhabilitada frontera entre Guyana y Venezuela con infinidad de años en disputa, todo para tenerla como un escudo y frenar lo que está detrás del agudo problema limítrofe. Cuando el difunto comandante comenzaba a mover sus tentáculos foráneos, salió a la luz pública el asunto entre Guyana y Venezuela, incluso se realizaron foros, discusiones, libritos de expertos autorizados y de otros para ganar espacios políticos. Aquí estamos de nuevo en el mismo punto inicial, pero con una característica distinta, el régimen se desploma y la mejor bandera para ayudar a la flota es revivir la disputa, haciendo llamados a otros países, Unasur, Mercosur y todo lo que se pueda agregar para tener fuerza en las expresiones patrioteras, ideológicas, socialistas y pare de contar.

Al conocer ampliamente el significado del verbo inhabilitar, en Venezuela igualmente en el mundo, estamos todos inhabilitados. Los organismos y personajes internacionales están potencialmente inhabilitados para inmiscuirse en los asuntos de distintos países. La empresa privada en Venezuela está inhabilitada, los medios de comunicación, la producción agrícola, tecnológica y de suministros para el mercado automotor, están siendo inhabilitados poco a poco, profesionales, amas de casa, estudiantes y para ejercer cargos públicos, hemos sido inhabilitados para tales acciones.

La vida diaria en todos sus contextos hay que asumirla como inhabilitados por una gran cantidad de situaciones, primero por manos impuestas y en segundo lugar por nosotros mismos que permitimos las inhabilitaciones, ¿recuerdan la luz eléctrica? Me daría gusto equivocarme.

Donald Trump, con todos sus millones, Barack Obama con todo su poder, “El Chapo” con su arsenal de drogas y numerosos personajes poderosos, también viven en un mundo de inhabilitaciones. Lo que nos separa de ellos, al común de los mortales, es el poder del poder, el poder del dinero y sus habilidades, de resto son tan vulnerables como el “colocado” que no sabe lo que es gobernar a Venezuela. Si les quitan el portaaviones que tienen como salvavidas, simplemente, se caen. No es tampoco muy difícil y remoto que suceda.

Podríamos ver, en poco tiempo, a unos cuantos oficiantes del poder súper inhabilitados por sus extraños modos de conducir lo que tienen supuestamente bajo su “control”. Un experimentado marinero podría indicar que hay un cambio en la dirección del viento.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario