ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 29 de agosto de 2015

SUPREMA TRAGEDIA HISTORICA

El tiempo es el verdadero opositor del régimen, sus estrategias no han dado resultado para mantener la atención de los ciudadanos, al menos gran parte de la población se dedica a las colas en busca de alimentos y medicinas y se despreocupan de los malos libretos montados de última hora.

El famoso y desaparecido cantante criollo Néstor Zavarce dejó un legado musical titulado “Faltan cinco pa´las doce”, un tema que se repite en la tradición familiar decembrina cada año. Al compás de esta melodía, al régimen igualmente le van quedando cinco pa´las doce.

Revisando las historias, no en su totalidad porque sería una investigación muy amplia, se observa que dictadores y demócratas disfrazados hicieron en su momento lo que consideraban necesario para no perder el poder, hombres regocijados con efímeros dotes personales para mantenerse como los fuertes, héroes de fatales trascendencia histórica. Sus actuaciones resultaron a la inversa, en una suerte de brutalidad por los errores cometidos y colocaron en peligro a toda una nación.

La diferencia se marcó cuando explotó la segunda guerra mundial, el primer ministro Inglés Winston Churchill, tomó el mando de la isla británica convirtiéndose en uno de los más grandes líderes de su época. Su carisma y esa forma de alentar a su pueblo, se recuerda con admiración. Al final Inglaterra junto a sus aliados, terminaron triunfando sobre las fuerzas opositoras.

Anteriormente Maximiliano Robespierre, una de las figuras más conocidas e influyentes de la Revolución Francesa, dominado por el Comité de Seguridad Pública fue instrumental en el período de la Revolución comúnmente conocido como el Reinado del Terror, que terminó con su arresto y ejecución, en 1794. Sus adversarios lo llamaron “dictador sediento de sangre”.

En Argentina Carlos Menem superado por Cristina Fernández son los presidentes de ligas mayores en crisis país. Carlos Salinas México, Manuel Antonio Noriega Panamá, François Duvalier en Haití, Anastasio Somoza en Nicaragua, y Augusto Pinochet en Chile, con Fidel Castro a la cabeza, como los baluartes de la corrupción, dictadura y descomposición social del hemisferio occidental. Es posible que se me escape alguno.

Los hechos históricos son cíclicos, hoy se repiten los errores y muy pocos aciertos. El difunto de la revolución del siglo XXI retrocedió la historia de Venezuela, hoy vemos errores y consecuencias pasadas repetidas y envueltas en mayores ataques.

Conociendo los capítulos largos de la historia universal, ¿dónde podemos ubicar al actual mandatario y sus componentes? ¿A quién supera? ¿Acaso tenemos un individuo que rompió el molde? ¿A quién se parece nuestra realidad? ¿El fuerte mestizaje en Venezuela ha permitido no tener un mandatario autóctono?

Los malos guiones han fracasado como el de la disputa con Guyana y dado el pésimo resultado, ahora arremeten con pobladores en la frontera colombo-venezolana, un conflicto totalmente deshumanizado. Anteriormente hubo otros episodios con un pésimo fondo para entretener a los venezolanos, con Estados Unidos, España y las infinitas veces que han denunciado un supuesto magnicidio.

El reloj con inexorable presión marca el tiempo, posiblemente el régimen ya estará preparando otra idea con su artillería oxidada por los años, para dar el grito de ¡combate! por la tercera guerra mundial desde Venezuela.

Es tan torpe como su comando y no da pasos acertados sino los propios para mantenerse en el poder fracturado por la corrupción, el desbalance económico y la justicia comprometida al servicio de los intereses personales del jefe del equipo.

El héroe de la Patria, Simón Bolívar, exclamaría desde su humilde morada: “No sigan embadurnando el país con grotescas situaciones que solo dan motivo para el rechazo de la población” ¡Tic-Tac!

@susanamorffe


No hay comentarios.:

Publicar un comentario