ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 24 de octubre de 2015

LA SALIDA INTELIGENTE

No es exagerado reconocer que a ciertos políticos les molesta que los critiquen o se diga de ellos que no son líderes. En honor a la verdad sí hay líderes y también hay otros por los que no se puede apostar ni un bolívar devaluado. En nuestro país, caído, exilado, golpeado y desmembrado, quedan figuras a través de sus planteamientos, con un alto sentido de responsabilidad y arraigo social del sentir ciudadano y el país.

Contamos con políticos que a lo largo de necrófilos años de revolución dictatorial, han dejado plasmado en pensamientos, palabras y obras, el objetivo de replantear una nueva Venezuela desde sus bases.

El objetivo del carcomido difunto fue concebir un plan destructor para “aplastar” (su palabra favorita) mayorías en contra de minorías y viceversa. Finalmente, terminó “aplastando” lo que era de provecho para ambos lados, es decir, arrasó con la producción. Lo sabía el grupo que, hoy arrepentidos, muestran al país lo absurdo que era el mentor, pero se sirvieron de la olla para ellos comer bien durante años y luego montados en el error manifiestan ahora la podredumbre.

Adondequiera que vaya el destino de Venezuela, tenemos un grueso número de personalidades, con aguda inteligencia, visión y sabiduría, (otros desaparecidos del mundo dejaron un interesante aporte) con sólidas salidas para la actual crisis que enfrentamos los venezolanos.

Los notables de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, en un comunicado manifestaron que “el régimen ha despilfarrado y destruido la capacidad productiva doméstica, alimentado la inflación, y aumentado nuestra dependencia del ingreso petrolero y de proveedores foráneos”.

El grupo de venezolanos especialistas, con gran capacidad, asumen como parte de las alternativas que se deben hacer, de forma imperativa, para enrumbar a Venezuela, “la liberación de las fuerzas productivas para aliviar la escasez, generar fuentes de ingreso que complementen progresivamente al petróleo en la provisión de divisas y proveer empleo productivo y bien remunerado. Venezuela tiene los recursos con los cuales superar la presente situación”. Así se lee en el documento expuesto recientemente a la opinión pública.

Cuando el anterior punto de vista viene sustentado por venezolanos pensantes, preparados en las mejores universidades del país, podemos sentirnos a salvo, ya que aún queda material humano en la empobrecida Venezuela. Son especialmente capaces de lograr un consenso nacional para cumplir esa formidable tarea de recomponer al menor costo posible lo que va quedando de país. Sería un plan en el que los sectores más vulnerables jugarían un papel importante para sacarlos del desnutrido confort, abriéndoles oportunidades de vida productiva.

Los notables de la academia, además informan que para este año se vislumbra una caída significativa de la producción doméstica –estimada por el Fondo Monetario Internacional en 10%-, que se acumula con la contracción del 4% ocurrida en 2014.

Qué de malo tiene que un venezolano competente e inteligente aspire a ser presidente de Venezuela. Sino aspira y hay sospechas de que sí aspira, al menos la gente sensata que aún queda en nuestro país lo ve en Miraflores al reconocer que nos ha suministrado alimentos toda una vida, con eficiencia. Al profesor de Harvard lo visualizan preparando un monumental y moderno plan de la nación con el cual se desaten los nudos económicos de Venezuela.

Les daría un voto a esos dos venezolanos, -sin tener seguridad de que ellos pudieran dejar al descubierto todo lo relacionado con los “guisos”- no, no, de comida no, me refiero caso Andorra, Pdvsa, CNE, entre otros.

Ambos son profesionales, criollos y no reencauchados. Pero lejos de esa “nimiedad”, sí, porque después de haber puesto en práctica la presidencia de Venezuela ubicada en la zona fronteriza, cómodo solio por legados conuqueros, eso no tendría mayor importancia; mejor aún si un intelectual, con una asentada empresa productiva de mayor existencia en el país que la edad del mandatario actual, gobierne en Venezuela.

Con tanto empobrecimiento creado por el régimen en todas las áreas, no habría que insistir, votaría por él, ¿y tú?

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario