ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 31 de octubre de 2015

VENEZUELA SOLICITA CANDIDATOS

Se han develado algunas mentiras, escaramuzas, traiciones y apenas es una hoja más en el grueso libro que vaya a contener la trágica historia de Venezuela en poco más de 16 años de absurda revolución. El retroceso ha sido monumental, antes en la mal llamada cuarta república estuvimos rezagados, hoy podemos afirmar que si hay quinto malo con 200 años más de atraso en Venezuela.

Con liderazgos conscientes y salida inteligente no basta, hace falta algo más para conformar la trilogía perfecta. Se necesita conocimiento y educación.

Venezuela, hay que insistir, se encuentra en su estado más pobre porque ha hecho falta mucha educación, preparación o conocimientos. Tomaremos como ejemplo a Estados Unidos, no fue un país privilegiado de poseer una riqueza natural como el petróleo, sin embargo, se convirtió en la primera potencia mundial. Venezuela tuvo la bendición del oro negro y hoy día es el país ubicado en el patio trasero.

Hemos tenido presidentes de toda tipología, muchos de ellos con impecable preparación académica, pero no es menos cierto cómo hemos descendido en la selección de los mejores. Se ha dado poca importancia a la educación o preparación de los individuos que optan a los cargos de alta jerarquía, la que se ha hecho llamar ejecutivo nacional o regional y dista de ser ejecutivo.

En nuestra constitución vigente del año 1999, el artículo 227 refleja los requisitos para ser candidato a la Presidencia de la República: “Venezolano por nacimiento, mayor de treinta años, de estado seglar, no estar sometido a condena mediante sentencia definitivamente firme”. Para nada es importante el nivel educativo, razón por la que hemos tenido en esta última década un enorme “retropeso”, con los lanza flechazos.

Los estudios deben ser una credencial para ser presidente. Claro, no por eso se garantiza una falta o equivocación en asuntos que le competen, pero vemos que presidentes de otras latitudes, son individuos preparados, con nivel académico y dominio de idiomas. Hoy debería ser una exigencia siendo Venezuela tan presidencialista y especialmente en el actual siglo XXI al tomar en cuenta que la tecnología y los descubrimientos científicos nos alcanzan.

El tema de la preparación integral de un ciudadano debería ser imperativo para no tener que repetir la similar historia de Guatemala, donde un humorista enterró a la vieja política, mientras que en Venezuela hemos permitido que por años la más reciente política ponga la cómica y no produce risa.

Recientemente se realizó un foro en nuestra Isla de Margarita sobre el grave problema del suministro de agua, aunque parezca una paradoja que una isla rodeada de agua confronte crisis por las fallas en la distribución del preciado líquido. Uno de los expositores del evento, mencionó que años atrás existió el INOS, la institución que manejaba el sistema hidrológico, finalmente desapareció, pero no fue por arte de magia, sino por mala preparación y manejo humano. En conclusión, el problema no fue falla del recurso natural, se trató de falla en conocimiento del recurso humano.

A los docentes los han cargado con la educación de los niños, los padres se desentienden de los ejemplos y valores que deben inculcar en el hogar y tenemos en este siglo una juventud que no proyecta buen fruto. Es la crisis de valores que estamos enfrentando por mala educación.

Se inician los cálculos que irán restando los días para el 6 de diciembre, es la fecha decidida por el Consejo Nacional Electoral para efectuar las elecciones parlamentarias y hasta el momento, no hay indicios de que el evento pueda ser alterado. Nos jugamos la paz, el futuro y la libertad, todos comprometidos por la causa común.

Vamos a elecciones parlamentarias y se han designado ciertos candidatos que no pasan una prueba académica. Votaremos de nuevo para entregar a Venezuela y que sea lo que Dios quiera.

Ojalá la nueva “tropa” parlamentaria se ocupe de elaborar leyes que exija un mínimo de nivel académico comprobado de los aspirantes a presidentes, diputados, gobernadores, alcaldes y concejales. No será -repito- una carta de garantía, pero podríamos dar un paso hacia el mejor desempeño en un trabajo que todos los venezolanos pagamos, de modo que, como en cualquier empresa, el candidato deberá reunir las mejores condiciones para optar a su empleo.

@susanamorffe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario