ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

sábado, 25 de junio de 2016

OPINIÓN

RESACA POLÍTICA
Susana Morffe

En política pueden suceder giros y cambios inesperados para continuar con las estrategias. Así como en Venezuela y en otros países del mundo las relaciones responden a incertidumbres y lo más sensato es estar preparados para cualquier desenlace.

Los recientes eventos que se han producido en el país, en orden de importancia, con la validación de las firmas y la reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) donde se abordó, plena aceptación de la agenda por la mayoría de los países, la situación de crisis por la que atraviesa Venezuela, por sus faltas al orden constitucional, ha colocado al país bajo la mirada del mundo.

Un poco más lejos, en el Reino Unido, el referéndum o el llamado “Brexit” dejó a su propulsor, el reconocido y brillante político, David Cameron, fuera de la línea de mando con su renuncia, pues los británicos consideraron separarse de la Unión Europea de la manera más democrática y Camerón aceptó el mandato del pueblo. Un divorcio que tendrá un largo período de partición de bienes y nuevos acomodos en leyes y revisión económica.

Los venezolanos no somos diferentes y menos folclóricos que otros países. El abanderado de la activación de la Carta Democrática para llegar a una mediación diplomática o suspender temporalmente a Venezuela como Estado Miembro de la Organización de Estados Americanos, estuvo a cargo del político uruguayo y Secretario General, Luis Almagro. Su acción ha sido considerada un golpe por el régimen del ciudadano Nicolás Maduro, por ahora mandatario de Venezuela.

Pero en tal compromiso internacional también se erige como punta de lanza, muy interesante en las aristas políticas, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, quien raudo y veloz tomó un avión, con su respectiva comitiva, para llegar a Washington a la reunión de la OEA y hablar, con su proverbial expresión, sobre todo lo que ocurre en Venezuela, desde la A hasta la Zeta, ante los medios de comunicación. Se preguntan muchos ¿Por qué no habló en la reunión de la OEA? En ese momento no le correspondía.

Evidentemente que la jugada de los adversarios del régimen colocaron a tono a la canciller Delcy Rodríguez para no dar puntada sin dedal, pero lamentablemente resultó fallido el intento y quedó, tanto el régimen como ella, muy mal parada con sus mentirosos argumentos y por el voto en contra para la aprobación del informe especial, claro y analítico de Almagro.

Se han tejido en esos escaños emocionales, un coctel de rupturas, egos, venganzas y unas fieras intenciones de desgarrar las entrañas a esos “obstáculos” que cada bando mantiene a favor o en contra para alcanzar, mantener y avanzar en el poder.

Mientras todo lo anterior sucedía en el norte y en Europa, en la región oriental de Venezuela, el único estado del país vilmente atacado fue Nueva Esparta, durante los cinco días que le correspondió la arenga de electores para validar sus firmas. Un pueblo fortalecido que no se cansó de esperar a pleno sol y de madrugada su turno ante una “Operación Morrocoy” que dispuso el poder electoral de la entidad para sabotear y hacer un proceso lento, de tal manera que las personas no cumplieran con su derecho de ser reconocido de acuerdo a la exigencia del CNE y así completar el mayor número de firmas para el revocatorio del mandato de Nicolás Maduro.

El oficialismo atacó al pueblo de nuevo en la injusta estrategia de interrumpir lo que ya estaba establecido. Hubo apagones en toda la zona de La Asunción, sede del CNE Nueva Esparta, para desestimular a la gente y, por si fuera poco, alteraron la tranquilidad de los residentes de la capital del estado.

La dirigencia política acordó una huelga de hambre como mecanismo de presión ante tal exabrupto, viajaron a la isla de Margarita una comitiva de políticos nacionales y directivos de la Asamblea Nacional para poner orden y exigir el cumplimiento de los derechos ciudadanos, pero pese a la tormenta de castigos, no se cumplió con el propósito y Nueva Esparta siguió bajo la tortura de los verdugos.

Por encima de las circunstancias, el último día de la jornada Nueva Esparta alcanzó el 1% exigido, se levantó la huelga de hambre y la hazaña acumuló 4.386 firmas, más de las requeridas para ayudar a impulsar el instrumento constitucional.

En Gran Bretaña no fue tanta la molestia para los electores, en la OEA solo dos votos no estuvieron a favor del informe Almagro y en la isla de Margarita un pueblo aguerrido demostró con la casta de Guaiqueríes, que cuando se quiere se puede y el que se cansa pierde. A todos les ha quedado la resaca política y están claros que desde Caracas a Washington, Gran Bretaña y Nueva Esparta, en política vale todo.

@susanamorffe
 http://pentian.com/book/fund/2082

***

PERIODISTAS FRENTE AL AUTORITARISMO
Juan Páez Ávila



El ejercicio del periodismo frente al poder autoritario siempre ha sido un riesgo ante la represión y un desafío a la violencia oficial, para lo cual se require el coraje y la ética que la mayoría de nuestros comunicadores ha demostrado en los últimos tiempos. Incluso frene a una férrea dictadura como la del General Marcos Pérez Jiménez, el gremio de periodistas desempeñó un rol fundamental, particularmente en los momentos de mayor enfrentamiento, que condujo a una huelga general y al derrocamiento del dictador.

En las proximidades de un Nuevo Aniversario del Día del Periodista, 27 de junio, es importante resaltar la unidad del gremio y su disposición a luchar por la defensa de la democracia y de la Constitución Nacional vigente. También sería trascendente la convocatoria de Periodistas por la Libertad de Expresión a todos los comunicadores sociales sin distinción de ideologías políticas, a marchar, una vez más, por la defensa de las libertades públicas y los derechos ciudadanos, establecidas en la Constitución Nacional Bolivariana, incluyendo el Referendo Revocatorio del mandato del Presidente Nicolás Maduro, lo que constituiría en principio una demostración de que en el colectivo de los periodistas, como en el de los estudiantes, existe un potencial de disidencia que puede contribuir a elevar el nivel de oposición a la tendencia autoritaria del régimen de Maduro. Lo expongo en condicional porque es necesario confirmar, en los próximos días si habrá una manifestación más y que no será la única forma de protestar por las violaciones a la libertad de expresión con motivo de los juicios amañados contra El Nacional, Tal Cual y La Patilla, y la amenaza de negarles la renovación de la concesión a centenarios de emisoras de radio y varias de la TV, que durante más de medio siglo han venido utilizando.

El cerrojo político que le pusieron a RCTV ha afectado a densos sectores populares que disfrutaban su programación de entretenimiento, y a los jóvenes universitarios que vieron nublado su futuro sin libertades para ejercer sus profesiones y sometidos a una hegemonía comunicacional, que podría derivar en un pensamiento único. El protagonismo de la Mesa de le Unidad Democrática (MUD) estudiantes y periodistas está a la vista del país y del mundo, y todo parece indicar que será histórico.

El gremio de periodistas tiene tantas o más razones para asumir una actitud de lucha permanente por la defensa de las libertades ciudadanas. Otras veces hemos citado las estadísticas que rigurosamente llevaron los colegas Alberto Jordán Hernández y Ewald Scharfenberg, en el gobierno de Chávez, y contabilizaron que se habían abierto aproximadamente 300 juicios a periodistas y medios de comunicación social. 10 periodistas fueron asesinados y a varios se les abrieron hasta 3 juicios. Y existió y existe un acoso policial y judicial contra numerosos periodistas y medios de la capital y del interior de Venezuela.


De allí que celebramos y apoyamos los pronunciamientos el Día del Periodista en Caracas y otras ciudades del país, y de otros gremios, como los educadores, médicos y trabajadores en general, que puede ser el inicio de la convergencia de diversos sectores sociales en defensa de las libertades constitucionales y en general del Estado de Derecho.
@jpaezavila


No hay comentarios.:

Publicar un comentario