ALZAR LA VOZ EN DICTADURA

H oy les muestro el extracto de mi ensayo “ALZAR LA VOZ”, un compendió de hechos relevantes de nuestra historia reciente, a partir del añ...

miércoles, 10 de mayo de 2017

LO MÁS RELEVANTE

EL PAÍS













BUSCAR SALUD
** Las personas con buena salud cardíaca en la juventud y la mediana edad viven más y conviven menos tiempo con las enfermedades crónicas, de acuerdo con un nuevo estudio.
Eso también ahorra costos de atención, incluido el gasto de Medicare, según publican los autores en Circulation.
"A medida que nuestra población envejece, hay que comprender cómo podemos ayudarla a mantener una vida más saludable", dijo la autora principal, Norrina Allen, de la Escuela Feinberg de Medicina de Northwestern University, Chicago.
El 41 por ciento de la población de Estados Unidos tendrá enfermedad cardiovascular para el 2030, de acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón. Es la primera causa de muerte en el país.
El equipo de Allen analizó los datos del Proyecto de Detección de la Asociación del Corazón de Chicago, una investigación a 40 años con participantes mayores de 18 años del período 1967-1973. Se concentró en 25.800 participantes de 65 años en el 2010 (65 por ciento de la muestra original).
Los autores los organizaron de acuerdo con la cantidad de factores de riesgo cardíaco (uno o más), como hipertensión, colesterol alto, IMC elevado, diabetes o tabaquismo.
El 6 por ciento no tenía ninguno de esos factores de riesgo en la juventud y la mediana edad; el 19 por ciento tenía valores altos de un factor de riesgo; el 40 por ciento tenía un factor de riesgo y el 35 por ciento, dos o más factores de riesgo.
El equipo observó que los participantes con buena salud cardíaca en la juventud vivía cuatro años más en general, vivía cinco años más sin una enfermedad crónica, como el cáncer o la insuficiencia cardíaca, y pasaba un 22 por ciento menos de su vejez con una enfermedad crónica, que aquellos con dos o más factores de riesgo a temprana edad. (Reuters Health)


INNOVAR
** El jovencísimo salvador de Francia, 39 años, y su esposa, una señora de 64 años, 24 más que él.
Brigitte Macron le saca 24 años a su esposo, el nuevo presidente francés. Y la prensa -toda la prensa- lo destaca en titulares.
Compramos y aceptamos la pareja señor-mayor-señorita-jovencísima -al fin y al cabo, el ser humano masculino lleva haciéndolo toda la evolución- pero si invertimos el ticket pasa lo de Macron y su esposa.
Hombre de 39 y mujer de 64 nos parece, como mínimo, una extraña rareza, una singularidad que “no se destacaría si la diferencia fuera al revés”, se ha lamentado alguna vez el propio Macron. “La gente no puede aceptar algo sincero, único”.
“Quiero acabar con la hipocresía francesa”, dijo el otro día el nuevo presidente galo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario